jueves, 21 de agosto de 2014

Customizar unos zapatos

Hola de nuevo!
     Vuelvo a conectarme después de una pausa más larga de lo que hubiera deseado. Tengo mogollón de cosas que enseñar, así que esta será una de varias entradas en las que iré poniendo todo en lo que he estado entretenida en los últimos meses. Algunos van con tutos y otros son simplemente para mostrar lo que he estado haciendo con objeto de compartir ideas que sirvan de inspiración. Personalmente me gusta hacer visitas a los blogs temáticos en busca de ideas en las que inspirarme, además voy haciendo fotos a todo lo que pillo por ahí y que llame mi atención. Espero que mis trabajos también sirvan de ayuda a alguien.


     Bueno, al lío, que me enrollo y no cuento lo que he hecho. Estos son unos zapatos que se me pusieron muy feos porque eran de piel clarita y estaban muy rozados y no tenia forma de limpiarlos. El caso es que ví en un escaparate estos zapatos de la marca Miu Miu que me encantaron, peeero......, eran "un poquitito" caros para mi bolsillo, así que, una vez más tiré de la "fototeca" de mi móvil e intenté hacer algo parecido a estos:

 Lo primero que se necesita es el material:
-Spray plateado ( preferible que sea adecuado para pintar piel para que no se cuartee)
-Cinta de carrocero para proteger las partes que no queremos manchar.
-Charms brillantes que se pueden encontrar en las papelerías o mercerías.
 Y pegamento, claro.



Lo primero es proteger con la cinta de carrocero todas aquellas partes que no queremos pintar.
La parte interior para que no se manche la piel de dentro:

 El filo de la suela para que el efecto final sea lo más natural posible:


 Y por último llenarlos de papel de periódico para proteger el interior:


Se rocía de forma homogénea siguiendo las instrucciones del fabricante de la pintura y en un lugar ventilado, porque huele muchísimo y es tóxico aspirarlo.
Lo habitual es pulverizar a unos 20-30 cm de distancia, preferible dar dos capas finas que una sola gruesa, para evitar que gotee.
Una vez que se sequen se pueden repasar aquellas partes que no hayan quedado completamente cubiertas.



Se retira la cinta.



Se pegan los Charms en el tacón del zapato, yo he preferido poner uno sólo grande y el resto pequeños, pero son posibles todas las combinaciones.











      Se puede probar también tiñendo de negro con los charms de colores, también quedaría chulo, creo. Para los siguientes zapatos lo probaré.
Espero que os guste. Gracias por vuestra visita y vuestros comentarios. Hasta la próxima.
Besos!!



4 comentarios:

  1. ¡Qué bueno!. Estupenda idea y además te han quedado genial!!!!!

    ResponderEliminar
  2. una idea fantastica que encanta customizar y tengo unos de verano como dices un poco rozados , sera la ocasion para reciclar, gracias por el pap, bessssssssss

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios. Un beso!!

    ResponderEliminar